TITSA y sus trabajadores unidos por la protección medioambiental

Los cursos de conducción ecoeficiente han logrado que se pueda reducir en cerca de 14 toneladas las emisiones de CO2

La compañía es una de las pioneras en España en la introducción de guaguas híbridas

 

TITSA y sus trabajadores están comprometidos con el respeto, cuidado y protección del entorno de Tenerife y animan a todos los ciudadanos a usar el transporte público como alternativa del vehículo privado para realizar sus desplazamientos y contribuir a proteger el medio.

Por ello, desde la compañía de transporte se han dado a conocer los resultados de diferentes acciones que han contribuido a la reducción del consumo de combustible y las emisiones contaminantes a través de los cursos que ha promovido la compañía para que los conductores integren pautas de conducción eficiente.

En el marco de su plan formativo anual, TITSA ha puesto en marcha su primer Proyecto de Conducción Económica y Eficiente, en el que han participado voluntariamente conductores de la compañía. Tras realizar la formación, los alumnos han logrado recortar hasta en un 15% el consumo total de combustible, además de reducir cerca de 14.000 kg de emisiones de CO2.

La conducción eficiente de vehículos industriales consiste en una serie de nuevas técnicas que, unidas a una adecuada actitud del conductor, dan lugar a un nuevo estilo de conducción que logra importantes ahorros de carburante y reducción de emisiones al medio ambiente, así como una mejora en la seguridad.

 

Tempus, la guagua híbrida

Además, TITSA ha sido una de las pioneras en España en la puesta por la guagua híbrida, la primera de las cuales está prestando servicio en La Laguna, en concreto en la línea 205.

Este modelo de vehículo híbrido denominado Tempus, con una estética innovadora y avanzadas prestaciones, ha sido desarrollado por la empresa española Castrosua para reducir las consecuencias negativas derivadas de las necesidades de movilidad de las ciudades y sus impactos perjudiciales en el medio ambiente. La fórmula que se ha utilizado consiste en combinar el uso de un motor eléctrico, un motor de combustión interna (gasolina o diesel) y una serie de elementos que hacen posible la carga de las baterías con la misma energía que genera el frenado.

Se trata así de incorporar las nuevas tecnologías para mejorar la atención al usuario y reforzar la lucha contra la contaminación.

 

Instalación fotovoltaica para autoabastecimiento


Paralelamente, la compañía ha instalado una planta solar fotovoltaica conectada a la red eléctrica en la cubierta de las cocheras de sus instalaciones centrales de Cuevas Blancas. Esta iniciativa, enmarcada en el Plan de las Energías Renovables desarrollado en el ámbito nacional, permite generar energía limpia y reducir la emisión de gases a la atmósfera a través de una superficie fotovoltaica de 882 metros cuadrados.

TITSA demuestra así que mantiene su vocación innovadora y en consonancia con su compromiso con el respeto al medio ambiente. El reto de futuro de la compañía es avanzar hacia el autoabastecimiento energético y contribuir, así, al respeto del entorno como empresa pública de transporte.

Compartir en: del.icio.us Facebook Twitter